J.Miguel Rodríguez, informático y blogger: “En casa promovemos el interés por la programación jugando”

En la edición de este año 2014, la feria Bett, consagrada como la más importante en tecnología educativa, ha definido a la programación como la gran herramienta del futuro.
La cuestión es, ¿estamos yendo en esa dirección?¿Qué papel juegan los padres en inculcar la enseñanza o la empatía de los más pequeños hacia la programación? Un, cada vez más alto, porcentaje de padres se preocupa de que sus hijos sean bilingües tecnológicos y sabe de la importancia de las TIC y de la programación en cualquier ámbito de la vida diaria.
Es el caso de J.Miguel Rodríguez, padre preocupado por la educación de sus hijos y a los que inculca desde hace años la programación a través de la diversión. Este informático español y empresario, se animó a traer a sus hijos a un taller de Moway (programación de robots a través de Scratch) en nuestra sede de ConMasFuturo.
En su currículum podemos leer cualificaciones en programación Java,  desarrollo de aplicaciones orientadas a empresa o creación de uno de los primeros proveedores de servicios  ISP  en España (mail, web y servidores de aplicaciones). Pero formarse en estas tecnologías en la década de los 80 no era tarea fácil para aquellas mentes inquietas y creativas: el autoaprendizaje y la lectura de manuales estaban a la orden del día.
Los años 80 fueron una década donde el mundo de la informática experimentó los cambios más trascendentales e importantes  para llegar a ser, hoy en día, uno de los negocios más versátiles que existen.  En esos años, IBM intentaba construir un ordenador personal  para que compitiese con el poderoso Apple II. En ese momento, Bill Gates con Microsoft, logró hacerse con el control del mercado  e instaurar las computadoras personales compatibles con IBM y Microsoft como sistema operativo.
La programación en código ya comenzaba a dar sus frutos y a crear curiosidad entre aquellos jóvenes inquietos que  veían cómo los avances en el mundo de la informática eran cada vez mayores.
Entrevistamos a este informático, padre y emprendedor, sobre el mundo de la programación y las TIC.
•    Principios de los 80 en España. Un país que ha salido relativamente poco de una dictadura y al que Estados Unidos lleva años de ventaja en el mundo de la tecnología. ¿Cómo surge la idea de dedicarse a la informática?
•    Mi vocación surgió después de ver la película Juegos de Guerra (película estadounidense del año 83, ambientada en la Guerra Fría, que cuenta la historia de un juegos de guerra conmasfuturojoven hacker que intenta infiltrarse en sistemas ajenos por simple curiosidad). En esa época, ni la sociedad ni la educación animaban a investigar o a profundizar en el mundo de la informática. Por eso, cuando supe cuál era mi vocación y a lo que me quería dedicar, comencé a formarme gracias al autoaprendizaje.
•    ¿Cómo fue el proceso de autoaprendizaje en esa década donde había pocas opciones a desarrollar?
•    Leía todo lo que caía en mis manos sobre informática o programación. También empecé a relacionarme con gente del “mundillo” a través de las BBS. Cada vez tenía más claro a lo que me quería dedicar.
•    Y ¿tus padres cómo se lo tomaron?
•    Al principio no muy bien, sobre todo cuando pedí mi primer ordenador. A los padres no suele hacerles mucha gracia aquello que no entienden o que se escapa de los esquemas tradicionales. Pero cuando vieron el entusiasmo y la ilusión que tenía, cambiaron de parecer y me apoyaron en todo.
•    ¿Cómo fueron tus primeros pasos en el mundo de la programación?
•    Comencé a programar con Spectrum. Fue uno de los ordenadores domésticos más populares de los años 80. Gracias a él, todos los que éramos aficionados a la informática o los videojuegos pudimos comenzar a hacer nuestros “pinitos”. Además, lo recuerdo perfectamente, era un PC con 64K de RAM y una unidad de disco flexible de 360Ks, costó unos 400 euros en el año 88, todo un gasto para unos padres.
•    Autoaprendizaje, aprender a programar con un ordenador doméstico…al final, ¿cuál fue el resultado?
•    El resultado fue óptimo, desde luego. Con un amigo monté una empresa de programación en el año 92, Virtual Software, y después de 20 años seguimos en el mercado manteniendo a nuestros clientes y pudiendo hacer lo que realmente nos gusta.
•    Un programador, ¿nace o se hace?
•    Los grandes programadores han surgido como tal porque necesitaban darse a sí mismos una solución para solventar su propio problema. Con creatividad y código surgen así grandes ideas. Facebook, por ejemplo, lo creó Mark Zuckerberg para colgar las fotografías de los compañeros nuevos de universidad.
    Entonces, ¿con creatividad y código puede surgir de la nada algo grande?
•    Estamos acostumbrados a invertir en una carrera universitaria, a pedir préstamos para logística y malgastar el tiempo en procedimientos que alargan un proceso que es bastante corto, en realidad. Hoy en día, sólo se necesita creatividad y una solución a un problema, así, gente con pocos recursos también puede salir adelante. El gran problema es que esto, como tal, no está extendido.
•    Emprendedor, informático y también padre. ¿Cómo se inculca a los niños la inquietud por la programación?
•    Tengo dos hijos pequeños de 11 y 9 años. A lo largo de los años, me he dado cuenta de que si todo es un juego, es más fácil avivar su interés por cualquier cosa. Al fin y al cabo, lo que quiere un niño es divertirse. Así que en casa, promovemos el interés por la programación jugando. Además, ahora que ya empiezan a ser un poco más mayores, me gusta que acudan a talleres de programación para niños. Ya han visto Scratch y ahora han descubierto Moway y están encantados.
•    ¿Qué resultados se obtienen jugando con la programación?
•    Los niños aprenden a descomponer un gran problema en varios más pequeños. ¿Para qué enfrentarse al “monstruo grande” si lo pueden hacer en varias veces con partes más pequeñas? Así consiguen un pensamiento lógico y a descomponer secuencias.
•    Por regla general, los padres inculcan a los hijos devoción por el deporte o por la música. ¿Por qué un padre debería enseñar programación a su hijo?
•    Hay que estar en el mundo. En mi caso inculco a mis hijos la afición por la música. Toco varios instrumentos y ellos van por el mismo camino. Pero yo como padre, aparte, les enseño programación porque aparte de que es divertida, también les ayuda para su futuro tanto en su vida diaria como en la parte laboral.
•    Los colegios de Estados Unidos o de Finlandia ya enseñan código a los niños de 5 años. En tu opinión, ¿qué ocurre en nuestro país para que estemos aún tan rezagados en este ámbito educativo?
•    Desde mi punto de vista, el enfoque y la introducción de las TIC en las aulas es erróneo. ¿Para qué hay una pizarra digital si el método de enseñanza sigue siendo el conmasfuturo programacionmismo? El resultado es introducir el libro de texto en un IPad pero no se cambia la manera de enseñar ni tampoco la de estudiar.
•    Tenemos una de las tasas de abandono escolar más alta de Europa, una demanda altísima de ingenieros e informáticos y el informe PISA nos da un revés de manera continua en materia de educación. De hecho, en el último informe  habla de que los adolescentes españoles no saben manejar el mando del aire acondicionado. ¿Dónde reside el problema?
•    El problema es que no se enseña a los niños a razonar. Y eso se hace en la enseñanza de las matemáticas: el alumnado está acostumbrado a memorizar, no a razonar con ejemplos visuales. Entonces es totalmente imposible que, de manera lógica, ellos consigan saber cómo funciona el mando del aire acondicionado. ¡No han memorizado las instrucciones!
•    Falla entonces ¿el sistema educativo, los profesores o ambos?
•    Ambos claramente. A un niño se le queda algo dependiendo de la manera de enseñar. ¿Cuántas veces nosotros mismos no hemos sacado mejores notas sólo porque nos gustaba el profesor y atendíamos más en clase? Los que se salen de la norma son los que hacen que a los alumnos les guste más esa rama del conocimiento. Lo que no tiene sentido es que tenga que explicarles a mis hijos cómo hacer los deberes porque no saben resolver un problema de matemáticas.

By | 2014-07-21T12:54:24+00:00 24 de abril de 2014|

¿Dónde estamos?

Avenida Reina Victoria, 15 (Posterior)

Edificio Microforum.

(Entrada por Avda. Pablo Iglesias 24-26)

28003 Madrid

Metro Conmasfuturo Cuatro Caminos: líneas 1,2  y 6

 Autobús Conmasfuturo   Autobuses: 2, 3, 37, 44, 45, 64, 66, 124, 127, 149, 202, C, C2, F, SE

 

 

Copyright © 2013 Conmasfuturo.com

Calendar

julio 2018
L M X J V S D
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031